Personajes con vida

 

«Dejaría en este libro toda mi alma»

Federico García Lorca

 

Pensemos…

¿Qué hubiera sido del Ingenioso Hidalgo, y de Cervantes mismo, sin Alonso Quijano y su fiel compañero Sancho, Kafka sin Gregorio Samsa o el Diario sin Ana Frank? Estos, por nombrar sólo algunos, son los muchos personajes que han traspasado las páginas de los libros. Casi no necesitan presentación, vemos sus imágenes y ya sabemos de quiénes se trata…

Pero a la hora de escribir…, crear un personaje y que éste tenga suficiente vida y “vuelo”, no es tarea sencilla; más aún, es sin duda una parte importante y difícil del proceso de escritura. Puede pasar que un personaje que en su inicio se muestra débil vaya creciendo a través de la trama. ¿Qué sería de ellos sin su correspondiente antagonista, porque nada enamora más a los lectores que una historia que tenga un conflicto, y del bueno?

Todos amamos a los personajes que sufren, pero sin embargo, en estos tiempos, hay cada vez más lectores que se adhieren a los que ejercen la maldad. Tanto es así, que emprenden un camino en solitario que seguramente los conducirá al éxito.

Todo buen escritor caracteriza a sus personajes describiéndolos a la perfección, por medio de diálogos, acciones o ambiente. De eso sabía mucho Lorca. En la Casa de Bernarda Alba, llamó a las jóvenes protagonistas: Angustias, Remedios y finalmente Adela, que significa joven independiente con gran voluntad cuando quiere conseguir algo.Tal y cómo quiso representarlas el autor granadino, se cumple la lógica de asociar nombres a la tipología del personaje. Así, con toda su carga semántica, han pasado a ser clásicos de la literatura.

Si llamáramos a nuestra protagonista Blanca…, no sería un nombre elegido al azar. Lo oscuro, ambicioso o malvado no entra dentro de sus características. Blanca es enamoradiza, confiada, amiga de sus amigos, una trabajadora incansable…, en resumidas cuentas, una “buena chica”.

Sólo tiene un defecto, ella no se lo cree.

Blanca es un personaje de una novela romántica. ¡Así tenía que ser!  Me pregunto, ¿nos sorprenderá esta tímida joven con una vida propia de novela? Sólo leyendo su historia obtendremos la respuesta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos publicados