¿Miedo a los demás por decir que escribo?

Sí, es verdad. Durante un tiempo más que miedo tenía una sensación de  vergüenza cuando me preguntaban a lo que me dedicaba.

 

Pero, ¿por qué? Es que, ¿acaso una persona que se dedica a la creación de lugares, personajes, espacios e historias ficticias, como es mi caso, tiene menos valor que otra persona que se dedica a estar ocho horas trabajando fuera de su casa? ¿Tengo que esconder la cabeza como si fuera un avestruz? Sí, muchos dirán que estos sentimientos pueden venir determinados por una baja autoestima, quizás… Pero muchas veces, la realidad se impone cuando a esas personas a las que intentas explicar a lo que te dedicas ponen cara de póker, o incluso, llegan a poner esa cara de asombro diciéndote que el escribir no es ningún oficio.

 

¡Qué equivocación!

 

Y todo mejora cuando después viene la pregunta de rigor: —¿Y sobre qué escribes?— Antes, y volviendo a la comparativa del avestruz, contestaba:

 

—Bueno… ya sabes…romántica y eso…—

 

Pues no, eso ya se acabó. Ahora digo, que a lo que me dedico es a ser escritora de género romántico y en esto me mantengo firme y sin ningún pudor sobre ello.

 

Sé que mi andadura no va a resultar nada fácil, pero ello no implica que todas mis ilusiones y, por qué no, mis sueños, vayan a hacerse realidad. Actualmente y después de mucho trabajado y aprendido estoy totalmente inmersa en la creación y escritura de mi primera novela. Os aseguro que no os va a dejar indiferentes.

 

Así que… preparaos para ir conociendo de primera mano los pasos, los movimientos, el trabajo duro y las ganas que esta escritora, o aspirante a, os va a ir contando acerca de la novela que próximamente va a publicar.

 

¿Me seguís en el proceso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos publicados